Tipos de energías renovables

Se entiende como energía renovable a la energía que se obtiene de fuentes naturales virtualmente inagotables, ya sea por la inmensa cantidad de energía que contienen, o porque son capaces de regenerarse por medios naturales.

energías renovables

En este post comentaremos brevemente las ocho principales energías renovables, dada la longitud del texto ya entraremos en mayores explicaciones una a una más adelante: biocombustibles, biomasa, eólica, geotérmica, hidráulica, solar y undimotriz y mareomotriz.

1.- Biocombustibles: Los biocombustibles utilizan materiales tan diversos como cereales o aceites desechados para hacer un combustible alternativo a los derivados del petróleo. La fermentación de diversas plantas para convertirlas en alcohol utilizable como gasolina se denomina bioetanol, mientras que los basados en el aceite se llama biodiésel y los  gases formados por la degradación de materia orgánica en atmósfera libre (o pobre) de oxígeno, proceso conocido como digestión anaeróbia o metanización es el biogas.

Los biocombustibles, aunque los incluimos entre las energías renovables porque así se han definido, son criticables porque no serían tan ecológicos como señalan  sus defensores. Debido a la polémica generada alrededor de los biocombustibles, se trabaja en una segunda generación que mejora los procesos tecnológicos, se basa en residuos o en materias primas no alimenticias y cultivados en terrenos no agrícolas o marginales.

2.- Biomasa: La biomasa es la utilización de la materia orgánica como fuente energética.

En el contexto energético, la biomasa puede considerarse como la materia orgánica originada en un proceso biológico, espontáneo o provocado, utilizable como fuente de energía. Estos recursos pueden agruparse de forma general en dos subgrupos: agrícolas y forestales. También se considera biomasa la materia orgánica de las aguas residuales y los lodos de depuradora, así como la fracción orgánica de los residuos sólidos urbanos (FORSU), y otros residuos derivados de las industrias.

La valoración de la biomasa puede hacerse a través de cuatro procesos básicos mediante los que puede transformarse en calor y electricidad: combustión, digestión anaerobia, gasificación y pirólisis.

3.- Eólica: El aprovechamiento de la energía eólica, energía cinética que posee una masa de aire, es casi tan antiguo como la civilización. Esta energía ha sido utilizada desde tiempos remotos por el hombre, para impulsar sus barcos mediante velas, para hacer funcionar molinos, para moler grano, o para bombear agua.

En el siglo XX comenzó la utilización de la energía eólica para la producción eléctrica. Inicialmente su uso se limitaba al autoabastecimiento de pequeñas instalaciones. Sin embargo, en la última década del siglo XX, gracias a un desarrollo tecnológico y a un incremento de su competitividad en términos económicos, la energía eólica se ha convertido en una opción más del mix eléctrico.

4.- Geotérmica: La energía geotérmica es aquella energía almacenada en forma de calor que se encuentra bajo la superficie de la tierra. Esta energía puede aprovecharse para la producción directa de calor o para la generación de electricidad. Es una energía renovable y de producción continua las 24 horas del día y, por tanto, gestionable.

La geotermia superficial va de los cero hasta unos 300 metros y a partir de ahí se denomina geotermia profunda. La geotérmica se puede aprovechar en grandes instalaciones, capaces de producir varios megavatios (MW), o en calefacciones de distrito, una especie de calefacción central para toda una ciudad o una zona determinada. También se instalan sistemas domésticos geotérmicos de calefacción y agua caliente.

5.- Hidráulica: La energía potencial acumulada en los saltos de agua puede ser transformada en energía eléctrica. Las centrales hidroeléctricas aprovechan la energía de los ríos para poner en funcionamiento unas turbinas que mueven un generador eléctrico. En España se utiliza esta energía para producir alrededor de un 15 % del total de la electricidad.

Es criticada por su impacto ambiental y social, como la desaparición de bosques, de hábitats de rica fauna y de la biodiversidad acuática o desplazamiento de pueblos y sus habitantes. Las centrales minihidráulicas utilizan la fuerza de los caudales de los ríos para producir energía y, al igual que su «hermana mayor», presenta importantes ventajas e inconvenientes.

6.- Solar: La energía solar es una fuente de vida y origen de la mayoría de las demás formas de energía en la Tierra. Cada año la radiación solar aporta a la Tierra la energía equivalente a varios miles de veces la cantidad de energía que consume la humanidad. Recogiendo de forma adecuada la radiación solar, esta puede transformarse en otras formas de energía como energía térmica o energía eléctrica utilizando paneles solares.

Mediante colectores solares, la energía solar puede transformarse en energía térmica, y utilizando paneles fotovoltaicos la energía lumínica puede transformarse en energía eléctrica.  El poder calorífico del sol también se utiliza mediante la «Concentración de Energía Solar» (CSP), unos espejos que siguen al sol y concentran su calor en un punto, tanto en grandes instalaciones como a pequeña escala (micro-CSP). Su variante, la fotovoltaica de concentración (CPV), concentra los rayos en unos paneles fotvoltaicos de alta eficiencia.

7.- Undimotriz: Dentro de las tecnologías que aprovechan la energía de los océanos está la tecnología undimotriz, aún en pañales, que utiliza la energía generada por el movimiento de las olas. Diversos prototipos se prueban en países como Portugal, Noruega o España.

8.- Mareomotriz: Se conoce como energía mareomotriz un conjunto de tecnologías que aprovechan la energía de los océanos. El mar tiene un gran potencial energético, que se manifiesta principalmente en las olas (undimotriz), las mareas, las corrientes y en la diferencia de temperatura entre la superficie y el fondo marino.

Ya sabéis, si estos temas os parecen interesantes, compartir este post con vuestros conocidos. Tener muchos lectores nos anima a seguir adelante.